Bref

Experta en la limpieza. Consejos principales de un limpiadora de hotel

Limpiar el baño es una tarea que todos tenemos que afrontar, pero la mayoría de nosotros solo tenemos que limpiar el nuestro. Para Leonie, que trabaja en un hotel de Múnich, limpiar multitud de inodoros, cuartos de baño y habitaciones es una tarea cotidiana. La hemos acompañado en su ronda de limpieza diaria y le hemos pedido que comparta algunos consejos para saber cómo hace que los cuartos de baño queden relucientes.

"La limpieza es muy importante para nosotros. Somos un hotel pequeño y acogedor, pero nuestros huéspedes esperan que las habitaciones y los baños estén inmaculados; esa es precisamente mi responsabilidad".

Limpiadora.

Consejo 1: la importancia de secar minuciosamente después de limpiar

Nos encontramos charlando en una de las habitaciones más pequeñas, una doble con un compacto baño integrado. Le pregunto cuánto tardaría normalmente en limpiar un baño como este y me responde lo siguiente:

"Para limpiar al completo uno de estos cuartos de baño más pequeños necesito entre 10 y 15 minutos. Empiezo con el inodoro, lo froto y luego utilizo el limpiador. A continuación, paso las paredes y los lavabos con una crema antical, con esta esponja y agua caliente. Después tengo que secar las paredes y las superficies. Para ello suelo utilizar un papel absorbente, y , si la mancha es muy persistente, aplico algo más de crema a medida que paso. El secado es muy importante. Si no lo secas como es debido, quedarán manchas y cercos. Todo debe mantenerse por separado. Por eso, utilizo el cubo rojo para el inodoro y luego el agua del cubo azul para el resto del cuarto de baño. Además, se debe cambiar el agua entre cada habitación, al igual que los guantes. Cuando terminas con el baño, debes quitarte los guantes y pasar a limpiar la habitación".

Limpiando con un cepillo de dientes.

Consejo 2: el cepillo de dientes es una herramienta estupenda para eliminar la cal y el moho

Mientras habla, Leonie está rodeada de un amplio surtido de herramientas de limpieza, por eso le pregunto qué son algunos de los elementos y cuáles le resultan más útiles.

"El limpiador antical es verdaderamente útil para casi todo el cuarto de baño. Se llama leche abrasiva líquida [mirando a la botella] y es lo que utilizo para eliminar frotando cualquier mancha que haya en los azulejos blancos. Funciona muy bien para eliminar las manchas marrones semejantes a quemaduras que se generan entre los azulejos o en torno a la base del cubículo de la ducha. La utilizo con un cepillo de dientes, frotando bien a lo largo de las juntas entre los azulejos [lo hace mientras me lo cuenta] y llegando a toda la cal y el moho. El cepillo de dientes es un elemento que utilizo para todo. Es muy útil para quitar las manchas pequeñas".

Relleno fresco y juntas de silicona.

Consejo 3: conservar las juntas y el relleno es muy importante para mantener el cuarto de baño limpio

Efectivamente, el cuarto de baño queda muy limpio. Todo parece como nuevo y no hay ni rastro de los depósitos de moho o cal que se suelen encontrar ocultos incluso en las esquinas de los baños de las familias más aplicadas. Pregunto a Leonie cómo lo mantiene tan inmaculado.

"Es sumamente importante mantener el cuarto de baño y, en especial, llenar cualquier hueco que aparezca entre los azulejos o donde el cubículo de la ducha se une a la pared. Por eso solemos utilizar un poco de relleno o volvemos a aplicar el sellado de silicona. Una vez que estas juntas sufren daños o se agujerean, siempre se ensucian y se llenan de mugre".

Sea cual sea el problema, existe una manera de solucionarlo

Leonie está terminando ya y, como es evidente, con toda la conversación ha tardado bastante más de los 15 minutos que ella había calculado. Pero antes de despedirme, le pregunto si nos puede contar alguna historia particular de huéspedes especialmente sucios, y cómo afronta esa situación.

"Forma parte del trabajo, no te puedes enfadar.
Lo peor es cuando la gente trae comida a las habitaciones o fuma. Alguna vez hemos encontrado pasta y salsa esparcidas por la moqueta de la habitación. No podemos hacer nada contra eso y a veces tenemos que sustituir una pequeña parte de la moqueta. La semana pasada una mujer debió de teñirse el pelo. Había manchas rojas por todo el baño, en el lavabo y por las paredes. Tuve que pasarme un buen rato frotando con el cepillo de dientes para limpiarlas. Pero no te puedes quejar a los huéspedes. Ellos hacen lo que quieren y nosotros tenemos que aceptarlo. Como te digo, forma parte del trabajo".

Rellano de escalera.

La belleza de lo pequeño

Leonie, que es originaria de Grecia, lleva 3 años viviendo en Alemania y trabaja en el hotel desde entonces. Dado que se trata de un hotel pequeño, ella se encarga de casi todo. Madrugar para preparar el desayuno, atender la recepción, dar la bienvenida a los huéspedes y, por supuesto, limpiar las habitaciones.

"Prefiero trabajar en un hotel pequeño. Aunque hay más que hacer y quizás es más difícil trabajar en este espacio tan pequeño, en general es mucho más agradable trabajar en un hotel como este, donde los huéspedes saben quién eres y donde somos un equipo de personas pequeño trabajando para ellos. Es más personal".

Consejos profesionales de una experta: una limpiadora de un hotel nos cuenta cómo mantiene su establecimiento de lujo limpio e inmaculado.