Bref

Refrescar el inodoro

Un inodoro que huele mal es algo que nadie debería soportar. Y sí, es un problema que puede afectar incluso a los hogares más pulcros. Los malos olores almizclados pueden pillarnos desprevenidos, empeorando gradualmente sin que nos demos cuenta. De repente, esta situación puede ser motivo de vergüenza, molestia o una fuente potencial de conflictos dentro de un hogar donde por lo demás hay armonía.

Sin embargo, todo esto es completamente innecesario. No deberíamos tener que preocuparnos porque nuestro inodoro huele mal, ya que podemos librarnos de esos olores mediante acciones preventivas. Aquí ofrecemos tres sencillos pasos para asegurarse de que nunca más tenga que volver a avergonzarse del olor de su inodoro.

Bref Power Activ.

1. Utilizar limpiadores y cestas para el borde del inodoro

Para evitar que un inodoro huela mal, debe limpiarlo con regularidad empleando un buen limpiador y mantener entre tanto la limpieza con un bloque para el borde del inodoro. Si desea un limpiador fiable, escoja entre la gama de fragancias de Bref Gel Limpieza y Perfume. Estos limpiadores de aroma fresco resultan perfectos para el uso regular y mantienen la taza limpia, brillante y sin cal.

Una vez haya limpiado el inodoro en profundidad, le sugerimos que lo mantenga así. Por eso, asegúrese de utilizar entre cada limpieza una cesta para el borde del inodoro con el fin de que continúe oliendo fresco de manera constante. Las cestas para el borde actúan cada vez que se tira de la cadena, garantizando la limpieza y emitiendo una agradable fragancia desodorizante en su cuarto de baño. Eliminan los olores de orina y de otro tipo, y garantizan que los estándares de higiene se mantienen.

La cesta Bref Poder Activo para el borde de la taza garantiza la máxima eficacia con un proceso cuádruple cada vez que tire de la cadena. Combate la suciedad y limpia su inodoro, evita que se acumule la cal y las manchas marrones en la taza, asegura la higiene y la ausencia de gérmenes, y emite una fragancia que otorga un olor fresco a su inodoro y a su cuarto de baño. Todo esto se suma a una taza reluciente y con olor fresco que exige muy poco trabajo de limpieza adicional. Si es del tipo de persona que de vez en cuando se olvida de la limpieza semanal, el bloque para el borde del inodoro es un elemento absolutamente fundamental.

Cuarto de baño con ventana abierta.

2. Deje respirar a su inodoro

Parece una idea obvia, pero el aire fresco es un elemento esencial. En ocasiones, se culpa de forma injusta a los inodoros por oler mal, cuando es el propio baño el culpable. Una ventilación y una corriente de aire adecuadas resultan fundamentales no solo para eliminar los malos olores, sino sobre todo para liberar la humedad y el vapor, que generan moho rápidamente si persisten. Conseguir esta ventilación es tan sencillo como concienciarse sobre ello: en efecto, si todos los espejos están empañados, debe abrir la ventana. Si no hay ninguna ventana, abra las ventanas cercanas al cuarto de baño para crear cierta corriente de aire. De lo contrario aparecerá moho.

Más importante aún es la instalación de ventiladores extractores que puede suponer una gran diferencia con respecto a un espacio mal ventilado, además de resultar sorprendentemente fácil de llevar a cabo (por supuesto, en función de las características concretas del espacio).

Si no existe absolutamente ninguna manera de ventilar la habituación con facilidad, entonces puede considerar también adquirir un deshumidificador para combatir la humedad que genera moho. Incluso las unidades pequeñas y relativamente baratas pueden resultar de gran ayuda.

Lavanda colgando.

3. Refresque su baño de manera natural

Una vez haya adoptado correctamente las medidas fundamentales (un cuarto de baño bien ventilado e higienizado), estará listo/a para los toques finales. Vivifique su cuarto de baño con hierbas naturales y flores para crear un ambiente real, tanto a nivel visual como olfativo. El método más sencillo para conseguirlo es con un popurrí. Sin necesidad de mantenimiento y con un potente efecto, el popurrí aporta un aroma de gran riqueza que oculta cualquier olor persistente menos agradable.

Con un espíritu similar, pero en otra dirección, puede experimentar con originales recipientes de hierbas secas. La menta es una fragancia estupenda y menos habitual que también mantiene su potencia durante un largo periodo de tiempo y se conserva bien en ambientes húmedos. Las flores secas son un complemento encantador para cualquier cuarto de baño, no solo por su aroma, sino también por su agradable aspecto. Lavanda, milenrama y cardos, todo mezclado y colgado de espejos o rieles de cortinas, aportan un toque de encanto rústico. Solo ha de tener en cuenta que en estas hermosas plantas también puede salir moho y por eso deben cambiarse con regularidad.

Si las flores secas no son su estilo, otra forma evitar de manera natural los malos olores es crear sus propios esprays ambientadores. Son bastante fáciles de mezclar de forma casera y mucha gente los prefiere a los aerosoles industriales. La mayoría de las recetas incluyen aceites esenciales mezclados con alcohol y agua. Puede elaborarlos con tantas variedades como desee, y mezclarlas y combinarlas hasta dar con el aroma desodorante perfecto.

Conclusión

Hay muchos problemas domésticos que requieren una atención diaria y minuciosa por nuestra parte. Los malos olores del cuarto de baño no deben ser uno de ellos. Siempre tendrá que limpiar el polvo, aspirar y frotar para mantener su hogar presentable. No obstante, cuando se trata de un inodoro que huele mal, no tendrá que hacer nada más que olvidarse de ello siempre que ponga en práctica estas medidas básicas. Higiene, ventilación y una fragancia natural que huela bien. Todas ellas se pueden conseguir de forma que requieran un mantenimiento mínimo o que no lo requieran en absoluto. Siga estos tres sencillos pasos y nunca más tendrá que volver a preocuparse por el mal olor del inodoro.

¿Huelo algo? Deje de preocuparse porque su inodoro huele mal. Siga nuestros tres sencillos pasos y nunca más volverá a hacerse esta pregunta. Sabrá con certeza que su inodoro no huele mal.